jueves, 31 de julio de 2008

Pronto, listo, YA



Primero que nada, debo confesar que he hecho abandono de blog, y en mi “acomodar los enanitos”, no estoy haciendo mis visitas diarias por los blogs. Bah. En realidad he pasado por los sitios que leo y comento habitualmente, pero no de forma “concentrada”, como me gusta a mí, así que en breve me pondré al día con eso.

Segundo. Hoy terminé “mi trabajo (¿?) de “los Incas” (porque el grupo somos mi sobrino y yo, y mañana solito tendrá que dar la clase, sin mi hermosa presencia... )Hoy fue el cuarto día que cagué a puteadas a mi hermana para que hablara con la maestra, porque parece que hay que pedir hora por teléfono (o me está cagando a chucos porque yo no tengo idea).

Y llega esta hora y todo lo que tenía elaborado mentalmente para escribir, se me va.

Hoy temprano tomé impulso, y le dije a mi viejo: “bueno, dale, vamos a ponerle el vidrio al auto”. En parte porque soy yo la que lo uso mucho más que ellos, y me embolaba ir sola a charlar con los muchachos.

Eso sí, antes de salir le dije “no me hagas pasar vergüenza, y no te me duermas”.
Papá como ya comenté antes, tiene apnea del sueño, y vive dormitando todo el día.
Así que todo el camino lo fui atomizando y haciendo que me hable.

Luego allá cada vez que veía que iba a cerrar los ojos, lo codeaba, y lo molestaba... Agarré su celular y le dije “ya que estamos solos acá, al pedo, vas a aprender a mandar sms”. Bueno, no entendió nada, pero igualmente lo mantuve “entretenido”.

Y me sorprendió.

Creo que tiene claro lo que le digo siempre “mirá que si le pasa algo a mamá antes que a vos, yo no voy a correr atrás tuyo...si no querés tomar los remedios, si no querés comer, si no queres levantarte, yo no voy a mover un pelo...”.

Es una relación rara la que tenemos. Porque a pesar que a mamá no le gusta que hagamos chistes sobre la muerte, nosotros nos entendemos...

“Ya me falta poco”, me dice. “Hace tantos años que me decís lo mismo, te gusta mentirme”... Pero si nos escucha ella dice que nos gusta “amargarle la existencia”.

Así que luego volvimos, y me comuniqué con la persona que comentaba ayer. Obtuve una respuesta “positiva”, pero igualmente dejaré que todo fluya, y que las fichas se vayan acomodando (“ya está en el aire, girando mi moneda, y que sea, lo que sea...”).

Mis profesoras de gimnasia se preocupan cuando falto. Al estar sorprendidas con mi constancia diaria, me preguntan “qué te pasó ayer que no apareciste?”. Está bueno.

Cuando me felicitan por los “progresos”, me siento como “La Tota Santillán”, en Bailando por un Sueño. No sé si es que era una pelota gigante cuando entré, y observan a “la gordita que se esfuerza”. O en realidad soy de las pocas que van todos los días, y se alegran de eso (y ver que la gordita se “moldea” nuevamente).



Empieza agosto. El año comenzará a irse más rápido. Y aun tengo que conseguir trabajo, juntar plata para las vacaciones, llegar a los 55 kilos, irme a vivir con él (¿?), y tantas cosas más.

Prometo que cuando esto pase, sale un tijeretazo por mi cabeza. Ya estoy como Daniela Romo.



(perdón por mi redacción de hoy, pero estoy en piloto automático)

miércoles, 30 de julio de 2008

Nada es para siempre


Pero que lindo!!!!

Que te toquen timbre a la mañana y que te avisen que vas a estar sin teléfono... Si total yo no lo uso. Equivocación!!!

Nena! No podés olvidarte que acá la conexión a internet sin teléfono es imposible. Así que estuve un lindo par de horas incomunicada.

Llamo a mi hermoso al celular, y me dice “de dónde me llamas?”... “De casa, de donde te voy a llamar?”, “Pero ese no es el número de tu casa....”.

Oh!! Los señores de ANTEL mezclaron los números, y yo tenía el número de la vecina. Llamaba al número de casa, y me atendía el viejo del cuarto piso.

“Señor, qué número es ahí?” “487.....”, “pero yo marque 480....., y me atiende Ud.”...

En fin.

Al rato entra mi vieja diciendo: “me caí en Tienda Inglesa”.

Por suerte tengo a mi niño que me banca los berrinches, y a mi amiga Catita, que me fuma y me da para adelante.

Pero desde ayer descubrí algo nuevo. Estoy pudiendo hacer catarsis y vaciamiento, con las personas que corresponden. Este impulso de “vomitar” las cosas y escribirlas, está pasando al plano “real”, y a comunicárselo debidamente a las personas que siento que necesito decírselas.

Estoy en el punto de “perdido por perdido”, y ya no me importa nada.

Mover un par de fichas, puede llevarme a la dirección correcta.

Y dentro de este merengue de cosas, descubro, y me redescubro. Por más que quiera ser fuerte, y ser “indiferente”, o tener “orgullo”... Pienso en el post del otro día, donde daba por “muertas” algunas personas. Y me entero de cosas que pienso que no me van a afectar, y me veo sintiendo pena por ella, y ganas de darle un abrazo y decirle que la quiero mucho.

Se me vienen a la cabeza todos esos recuerdos lindos. La risa, las borracheras, las vacaciones, las complicidades...Pienso en meterme el orgullo en el culo, y dar un paso, y ver si se puede volver a empezar de cero. Y me freno, me da miedo. Capaz que al rechazo. Y vuelvo a pensar. Recuerdo la última imagen. Tengo grabada la soberbia de esos últimos encuentros, y mi desagrado y desilusión frente a esa actitud. Pero adentro tengo una cosquilla con ganas de impulsarme, que por más que la frene creo que me va a pasar por arriba.

Sólo se trata de vivir
esa es la historia
con la sonrisa en el ojal
con la idiotez y la cordura de
todos los días,
a lo mejor resulta bien.

martes, 29 de julio de 2008

Aplanadora

Hoy fue un día fatal.

De esos que deseas que termine. Más que nada por el famoso “entorno”.

Desde que abrí la puerta de mi cuarto y sentí ese grito horrible, y me encontré con ese panorama que me cansa, me agota, pero que ya no me sorprende...O en realidad desde anoche, cuando después de esa partida indefinida, de esa conversación inconclusa, no pude dormirme sin antes dar 500 vueltas en la cama y decidir si lo llamaba, y solucionábamos esa incomodidad, o esperaba al día de hoy....

Sabía que para solucionar lo de anoche tendría que esperar hasta la tarde de hoy, así que me puse a hacer otras cosas. El intento frustrado de arreglar la aspiradora, no saber que mierda le pasa, no tener ganas de ir al service a ver si era el filtro o que cosa... Ver la alfombra sucia y no poder limpiarla...un estrés.

Luego la charla... la bola de nieve, el llanto, y... encontrar el problema. El de siempre. Mi entorno. Para luego que todo quede en calma.

Cuando empiezo a sonreir un poco (ya que eso se estaba acabando), entra mamá a casa diciendo que el cajero le había comido la tarjeta. La tarjeta de la amiga, que se la da a ella porque está enferma, y blablablabla... ella le tiene que buscar la plata.

Bueno...después de escuchar todo el tramiterío telefónico, tocan timbre. “Les acaban de romper el vidrio del auto...”. El tipo que corta el pasto. Reventó de un piedrazo la ventana.

Mil vueltas más, mi vieja casi asesina al tipo que le decía que él no había sido... En fin.

Todos los años en el mes de mayo, y de julio, en casa suelen pasar estas cosas. Desearía borrarlos del mapa. Y borrarme del mapa yo también, con ellos.

Una vez no ves, y otra vez crees, ver todo al revés...





Cuesta levantarse a veces
Y saber que nada fue en vano
El silencio es cómplice
Y la angustia, el dolor.

A veces hay que mentir,
A veces hay que decir la verdad
Y otras veces hay que callar, y seguir

Como muelas que se rompen,
como dientes que se asfixian
Y seguir, y seguir...seguir...

lunes, 28 de julio de 2008

Pero no me importa, pi pi pi, porque llevo torta...



Por ser la primera que comentó a partir de la visita número 1.000, en el blog de Natita y Lulú (Las Tablitas), me gané al chongo con la torta “hagamos Ohm”.

Y como soy tan generosa, yo me como la torta, ustedes se ocupan del muchacho y de soplar las velitas si quieren... (es que ya tengo mi chongo personal, y este muchacho está muy grande para mí, =P).

Gracias chicas!!


(me morí con la decoración de la torta, jaja)

sábado, 26 de julio de 2008

Croak



Fui al baño, levanté la tapa del inodoro, y ahí estaba, mirándome.
Enorme...

Salí corriendo.

“Mamá!!!!”, grité. “Hay un sapo adentro del water!!, alguien que lo saque!!”. Fui a buscarla. Corrimos hasta el baño, y no estaba.

Entro a mi cuarto y encuentro toda la pared blanca, con patas de rana marcadas en la pared, color salmón, como si fuera una guarda. Busco el comienzo, para ver de donde había salido, pero no había. El punto de partida, coincidía con el punto de llegada. Y sobre la cama, ranas...

Luego no recuerdo que más pasó. Y desperté. Con miedo de ir al baño y levantar la tapa. Fue demasiado real ese sueño, así que busqué el significado.


Soñar con sapos o ranas es de muy buen augurio, sin importar si durante el sueño se les come, se les ve, se les escucha o se tiene un apasionado encuentro con ellas.
Las ranas y sapos simbolizan la satisfacción personal, éxito en la esfera propia de actividades y amigos sinceros.
Puesto que estos batracios suelen vivir en el agua muchas veces se asocian a la representación del propio subconsciente.
Las ranas también suelen representar el cambio y la transformación en una forma positiva.


Será que se viene la buena racha?

viernes, 25 de julio de 2008

Crueldad

Estoy MUY enojada. Rabiosa. Y sí, hoy escribo dos veces, y?

Los niños son crueles, sumamente crueles. Desde chiquitos siempre hay un pequeño hijo de puta que te deja marcado para toda la vida, y que luego la vida te lo pone en frente, y si ves que a esa ínfima mierda que te cagó la vida, la está pasando mal, la gozas como loca.

Recién acabo de discutir con mi hermana, por mi sobrino grande. Me siento con todo el derecho del mundo a opinar, y a decir lo que yo quiera, porque es mi pequeño monstruo, y nos amamos, y quiero lo mejor para él, le guste a quién le guste.

Resulta que anoche le dijo: “mamá, te tengo que contar algo...había que hacer un trabajo en grupo y nadie quiso hacerlo conmigo, me dijeron que no...” y se puso a llorar. Y yo atrás mientras mi hermana me contaba. Dice que estaba ahogado en su llanto.

Pendejos reventados, hijos de puta. Y ni hablar de la maestra que permite estas cosas.

Así como la reverenda hija de puta de inglés, que como le cuesta, optó por no corregirle más el cuaderno.

A mis dos sobrinos les cuesta, se distraen. De chicos vivieron algunas situaciones que les generaron conflictos emocionales, y les es difícil asumir algunas cosas.

Digo yo, si esta señora pide hacer un trabajo en grupo, y un niño queda solo, no puede tomarse el trabajo de ubicarlo en un grupo? No generar esas diferencias...”te dejo afuera porque a vos te cuesta”.

Espero que mi hermana el lunes vaya a hablar, y más vale que aclare la situación, porque me voy a sentir en la obligación de poner el nombre del colegio, y la maestra, aquí...

El prestigioso colegio (¿?) donde van los nietos del señor presidente...(le harán lo mismo a ellos si pasa eso? Ejem...).

miércoles, 23 de julio de 2008

La Octava de Octavio


Desperté el sol estaba en mi costado
con sus ojos dibujando
con su boca rezongando mi actitud
y me dijo con su risa lo bonito que es vivir
de sentir lo que uno quiera sin temor a reprimir
y bajó por la escalera velozmente se oculto
olvidó su corazón envuelto en sangre en un sillón
allí tuve que cuidarlo y entablamos una unión comprendimos que quedaban muchas cosas por saber.

Y saber que no hay nada que pueda prohibir
la utopía mas bonita de vivir en libertad sin temor a que me digan que está bien o que está mal y hacer de mi culo lo que quiera y a mi me gustas tanto

Caminé hasta el abismo del infierno y me fijé
como el diablo le rezaba al pobre dios para volver
así fue que me di cuenta que mi ángel es infiel
que le interesa mi alma, pero mas quiere mi piel
igual sigo caminando sin temor a tropezar porque tengo el cuello duro de mirar siempre hacia atrás.

Y si bien tengo sabido que esto no va a terminar apretando bien las muelas solo voy a continuar
sabiendo que no hay nada que pueda prohibir
la utopía mas bonita de vivir en libertad
sin temor a que me digan que está bien o que está mal
y hacer de mi culo lo que quiera y a mi me gustas tanto.

Regresé por lo que queda de mi alma y aquí estoy reciclando alegrías por cada rayo de sol
devolví el corazón, quedé solo una vez mas
esquivando los dolores, aprendiendo a aceptar


martes, 22 de julio de 2008

Braços abertos prá quem chegar



Como ya es sabido, tengo enanitos amotinados, me faltan caramelos en el tarro, me chifla el moño, etcétera.

Barajando la posibilidad de que el amor sea eterno, y que llegue al final de mis días junto con mi novio, decidí (ya que él con tal de que yo me calle y no pelee, me dice que sí, así que yo propongo y me doy por satisfecha con sus respuestas, si son afirmativas) que en alguno de los próximos años que siguen, cuando hagamos fecha de novios, iremos a vacacionar a Río. Y simbólicamente nos vamos a comprometer con un atardecer de fondo, con el Cristo Redentor cómo espectador y bendiciendo ese momento, y anillos de coco. Y como la fecha oficial es el 21 de enero, puede darse perfectamente.

A parte de que mis señores padres fueron a hacer mi trámite con la cigüeña allá, y yo fui llamada desde Río, tengo un deseo imperioso de estar cerca de esa maravilla que es el Cristo (eso sí, yo no pienso pedirle a la cigüeña nada, no se equivoquen).

Me puse a buscar información y me maravillé más todavía:

La estatua de Cristo Redentor está situada a 709 metros sobre el nivel del mar, y se localiza en la ciudad de Río de Janeiro, en la cima del Cerro del Corcovado. Tiene una altura total de 38 m, pero 8 m pertenecen al pedestal. Fue inaugurado el 12 de octubre de 1931, después de cerca de cinco años de obras.

La construcción de un monumento religioso en la ciudad fue sugerido por primera vez en 1859, por el padre Pedro Maria Boss y la Princesa Isabel. Se retomó la idea en 1921, cuando se aproximaba la conmemoración por el centenario de la Independencia.

La primera piedra de la estatua fue colocada el 4 de abril de 1922 y las obras fueron iniciadas en 1926. Entre otras personas que colaboraron para la realización pueden ser citados los ingenieros Heitor da Silva Costa (autor del proyecto), el artista plástico Carlos Oswald (autor del diseño final del monumento) y el escultor francés Paul Landowski (ejecutor de la escultura).

La construcción de cemento armado, de más de 1.000 toneladas, combina ingeniería, arquitectura y escultura, y tiene entre sus logros el hecho de que nadie muriera en accidente durante las obras, algo que no era normal en la época y con proyectos de esa dimensión. Por las condiciones de construcción, sobre una base en la que casi ni cabía el andamio, con fuertes vientos, y la estructura de la estatua, cuyos brazos se extienden hacia el vacío y la cabeza queda inclinada en un desafío a la ingeniería, Levy calificó la obra de "hercúlea".

En la ceremonia de inauguración estaba previsto que la iluminación del monumento fuera accionada desde la ciudad italiana de Nápoles, donde el científico italiano Guillermo Marconi emitiría una señal eléctrica que sería retransmitida por una antena situada en el barrio carioca de Jacarepaguá, vía una estación receptora localizada en Dorchester, Inglaterra. Sin embargo, el mal tiempo imposibilitó la hazaña y la iluminación fue finalmente accionada directamente desde el local.

Su iluminación, de color gris verdosa, intentó cambiarse a azul hace unos años, pero fueron tales las lluvias torrenciales que se produjeron durante su inauguración, que tuvo que ser aplazada, y por superstición, se pensó que el Cristo se negaba a que lo cambiaran. Por otro lado, en el año 2.000, y durante un periodo de fuertes recortes eléctricos, el Cristo redentor fue el único que no sufrió ninguna restricción lumínica, permaneciendo iluminado en todo momento.

Me pongo en el lugar de los tipos que la hicieron, me imagino mirando hacia abajo, y se me hace un nudo en la panza de la sensación de vértigo.

lunes, 21 de julio de 2008

Tears in heaven



Agua, cayendo del cielo
agua, con furia y sin freno
lava todos mis recuerdos
dame en tus hojas la bendición.

Guerras, amores, truenos
barcos, montañas y sueños
todo descansa en tu corazón.

Era clara, era vida, de mis manos se escurría
me besaba, me envolvía, pero siempre agua seguía
amanecer, desnuda en tu ritual, y así te encuentro,
serena siempre


dame, dame, dame, dame un poco de tu paz
que mi confusión es grande y así ya no puedo más...

domingo, 20 de julio de 2008

All you have to do is call




Ain't it good to know that you've got a friend?
When people can be so cold
They'll hurt you, and desert you
And take your soul if you let them
Oh, but don't you let them

sábado, 19 de julio de 2008

¿Dónde andará?



En psicología y filosofía, motivación son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación.

Este término está relacionado con el de voluntad y el del interés.

Las distintas escuelas de psicología tienen diversas teorías sobre cómo se origina la motivación y su efecto en la conducta observable.

Motivación, en pocas palabras, es la Voluntad para hacer un esfuerzo, por alcanzar las metas de la organización, condicionado por la capacidad del esfuerzo para satisfacer alguna necesidad personal.

Un término opuesto a motivación, es desmotivación, generalmente definido como un sentimiento de desesperanza ante los obstáculos, o como un estado de angustia y pérdida de entusiasmo, disposición o energía.

Aunque la desmotivación puede verse como una consecuencia normal en las personas cuando ven bloqueados o limitados sus anhelos por diversas causas, tiene consecuencias que deben prevenirse.

Para el Conferencista, Orientador de la Conducta y Escritor, Renny Yagosesky, la desmotivación es un estado interior limitador y complejo, caracterizado por la presencia de pensamientos pesimistas y sensación de desánimo, que se origina como consecuencia de la generalización de experiencias pasadas negativas, propias o ajenas, y la autopercepción de incapacidad para generar los resultados deseados.

Desde su punto de vista, la desmotivación puede resultar claramente nociva si se convierte en una tendencia recurrente o estable, pues tiende a afectar la salud, a limitar la capacidad de vinculación y a desfavorecer la productividad por cuanto afecta la confianza en uno mismo, el flujo de la creatividad, la capacidad de tomar riesgos y la fuerza de la voluntad.

http://es.wikipedia.org/wiki/Motivaci%C3%B3n

Estoy desmotivada. Los estímulos que recibo titilan. Como no son permanentes, fácilmente, pierdo el interés.

Si alguien vio a mi entusiasmo por ahí, que me lo mande. Avísenle que lo estoy esperando, y que no se tarde mucho. Hace 26 años que me tiene en veremos...

viernes, 18 de julio de 2008

Premio



Nunca entendí muy bien el tema de los premios en el blog.

Solo sé que hace unos días me habían otorgado éste, en:

http://clavoquesobresale.blogspot.com/

Es el premio al blog amigable. Desquiciada (la RRPP de ese blog) dice:

“Ohmita por Estoy Meditando, por transmitir todo tipo de emociones a través de sus palabras.”

Primero que nada, muchas gracias. Esto de escribir y largar para afuera se me da de forma natural, y espontánea. Recién ahora voy descubriendo que siempre fue así.

Me acuerdo que en la escuela me gustaba escribir cuentitos. Y en el liceo cuando tocaba redacción, siempre andaba entre 10 y 12 (al igual que en dibujo). Lástima que el reparto era ese, porque para el resto de las materias era bastante mediocre.

A parte soy una maniática de leerme y releerme, de enojarme si me encuentro faltas de ortografía. De ponerme loca si leo en algún lado que escriben “iluCión”, “gimnaCio”, o cualquier otra palabra que logre romperme los ojos. En esos momentos siento una ira gigante y siento vergüenza ajena. Si no distingues una S de una C, que te saquen el teclado... Me pongo loca si veo que alguien hace copy/ paste, y no revisa!

Me fui al carajo, no era la idea contarles eso.

Supongo que quien pasa por acá y ve tanta letra junta, se asusta, y se va (a mi me pasa, así que lo entiendo).

Bueno, ¿a qué iba? Mmm...(me distraigo con la música de mi propio blog, me alegro que les haya gustado el cambio).

Ah, sí. El premio. Me sorprende que sea por “transmitir”. Ya el otro día Daniel me había dicho:

“Sos muy buena "transmitiendo".
Eso implica necesariamente sensibilidad y pureza de espíritu. De otra forma dudo que lo logres.”

Y me dejó pensando. No me doy cuenta. Se que intento contarles las cosas de la mejor manera posible (y como me va saliendo), con sinceridad, y no de forma pomposa. Si bien adoro las letras, entrar en el juego de palabras y marear al lector, no es mi fuerte.

Parece que el premio hay que pasarlo. Pero se que hay gente que le parece medio pelotudo esto, así que no voy a poner a nadie en ese “compromiso”.

Eso sí, creo que la mejor forma de premiar a otro blog, es con retroalimentación. El 90% de las veces que visito otro blog, dejo mi huella. Si me engancho a leer, me gusta participar en ese intercambio. Si algún día les dejo solamente un “que tengas un buen día”, mátenme. Prefiero no aportar nada, antes que hacer de figureti.

Creo que el mejor premio que se le puede dar a un blogger, es dedicarle un pedacito de su tiempo en leerlos.

Yo soy una de esas personas que en la vida real nunca me sentí escuchada, ni comprendida, y en la virtualidad encontré mi espacio y mi lugar para darme a entender. Así que gracias por posar sus ojos frente a este blog, que es como si pusieran la oreja y me escucharan.

jueves, 17 de julio de 2008

Mucha bronca

Indignada, dolorida, con bronca... Tengo el corazón lleno de sentimientos y ganas de gritar bien fuerte “basta por favor!!”.

Pasa lo siguiente:

“Fue aprobado por el Senado y pasó a Diputados un proyecto del Poder Ejecutivo de modificaciones al Código de la Niñez y quedó abierta la posibilidad de que parejas homosexuales adopten a menores al fracasar un aditivo que lo impedía expresamente promovido por el Partido Nacional.

Gallinal señaló que en el país hay numerosas parejas heterosexuales en condiciones de adoptar, por lo cual "no es justo" insertar a niños en hogares de parejas de un mismo sexo.

El senador nacionalista Carlos Moreira coincidió con Gallinal en el sentido de que un niño adoptado por una pareja de homosexuales se sentirá "predispuesto" a seguir "practicas de la misma naturaleza". “

http://www.elpais.com.uy/08/07/17/ultmo_358298.asp

Me pongo a leer los comentarios y encuentro esto:

“Que moral se le puede enseñar a un menor en manos de estos individuos lamentables? Que futuro tiene un niño viendo gays y lesbianas? Solo este Gobierno paupérrimo inventa y aprueba estas cosas, al igual que el pichaje que tiene hijos como conejos y de futuro llenarán al Uruguay de delincuentes y ainda mais......Festejen la tristísima realidad...”

“Si en el colegio donde van mis hijos llego a ver homosexuales yendo a las reuniones de padres y actos, simplemente lo saco del mismo y junto conmigo creo que la gran mayoría de los padres. A no confundir derechos con liberalismo mal entendido.”

“No hay pareja de dos hombres o dos mujeres, es inaceptable. Eso es síntoma de una sociedad podrida y sin valores morales. Pareja es un hombre y una mujer, la cosa es así. Que hay homosexuales no hay como negar, pero aceptar que la cosa es normal es otro tema. Parejas homosexuales y adopción de niños, no lo creo y es un equivoco.”

Me da vergüenza ajena leer estas cosas, sinceramente.

Me duele mucho. Me lastima. Somos todos personas, carajo!! Que te guste alguien del mismo sexo no te hace ser un cuco, ni una mierda de persona, ni un enfermo!! Es una opción diferente a mi gusto, y no por eso es peor!

Yo me pregunto, esa persona que piensa en sacar a su hijo del colegio si pasa eso, si su hijo tienen un compañerito negro, gordo, judío, con síndrome de down, lo va a sacar también de la escuela?

Sociedad podrida y sin valores? Sin valores es que un padre viole a su hija! Ser heterosexual NO DA GARANTÍAS DE NADA!!

En otro lado leí esto:

El senador Romeo Pérez Antón –suplente de Franciso Gallinal, promotor de la iniciativa– dijo que “la familia es la base de nuestra sociedad, el Estado velará por su estabilidad moral y material, para la mejor formación de los hijos dentro de la sociedad” porque “no cualquier unión es familia”.”

Si la familia es la base de la sociedad, porque cuando una persona nacida de dos “heterosexuales”, elige como opción ser homosexual, la reprimen? Una familia que te margina porque no te gusta alguien de sexo diferente, te deja de lado, te deja de hablar, te somete a traumas psicológicos de pequeño, si sos nene y agarras una muñeca te la arrancan de las manos, ESO ES UNA FAMILIA?

Si esta persona afirma que NO CUALQUIER UNIÓN ES FAMILIA, no aclara también que ser heterosexual no es sinónimo de familia feliz? De que te den amor y estabilidad emocional?

Estas personas homofóbicas, que no respetan los derechos de las personas diferentes a ellos, habrán hablado alguna vez con otra que elige a alguien de su mismo sexo?

Lo dudo.

He conocido lesbianas, gays (me embola usar estos términos, porque para mi no debería ni que existir la diferenciación) y son iguales que yo!! Con defectos, y virtudes!!

Tengo un nudo en la garganta. Me calienta mucho este tema.

Y saben que? Yo también voy a discriminar. Voy a elegir discriminar al que discrimina.

miércoles, 16 de julio de 2008

Insolentes

En el 2006 me llegó este mail, que aún conservo. Titulado como "La Argentina insolente". Y le quitaría "Argentina", porque en mi país lo siento igual.

Hoy tuve un intercambio de mails con alguien que vive cruzando el charco y me decía esto:

"Te cuento algo de tu paisito.... Mucha gente, me incluyo, esta pensando/diciendo "deberiamos considerar ir a vivir al UY"... "es un pais prolijo"... "respetan las instituciones"... "haces cagadas y vas en cana"... "la gente es de lo mas amable, cordial, educada y simpatica"... no como aqui q nos odiamos todos!!!... Las pocas veces q tuve la suerte de ir, volvi con esa exacta sensacion... My friend, sentite orgullosa de tu pais... Y de tu gente... Son MIL veces mejores que nosotros... Y seguramente cuando hacen denuncias las hacen como corresponde ante la justicia y con pruebas concretas y no via mails q nadie puede probar (tiran la piedra y esconden la mano!!! no es la manera de hacer denuncias!!!)

Y tuve que contestarle que está equivocado. Que eso era hace 10, 20 años atrás! No se engañen. Yo adoro a mi país, pero acá también parece que nos odiaramos entre todos. "Cordiales, educados y simpáticos" con los extranjeros, quizás. Pero a quién le vamos a vender que somos todo eso hoy por hoy?

Yo hace rato que dejé de sentir todas esas cosas en mi país, y sé que no soy la única.

Pero bueno. A lo que yo iba era al siguiente mail que sigo conservando:


Cuando yo era un niño, en mi casa me enseñaron a honrar dos reglas sagradas:

Regla N° 1: En esta casa las reglas no se discuten.
Regla N° 2: En esta casa se debe respetar a papá y mamá.

Y esta regla se cumplía en ese estricto orden. Una exigencia de mamá, que nadie discutía... Ni siquiera papá. Astuta la vieja, porque así nos mantenía a raya con la simple amenaza: "Ya van a ver cuando llegue papá".

Porque las mamás estaban en su casa. Porque todos los papás salían a trabajar...

Porque había trabajo para todos los papás, y todos los papás volvían a su casa. No había que pagar rescate o ir a retirarlos a la morgue. El respeto por la autoridad de papá (desde luego, otorgada y sostenida graciosamente por mi mamá) era razón suficiente para cumplir las reglas.

Usted probablemente dirá que ya desde chiquito yo era un sometido, un cobarde conformista o, si prefiere, un pequeño fascista, pero acépteme esto: era muy aliviado saber que uno tenía reglas que respetar. Las reglas me contenían, me ordenaban y me protegían. Me contenían al darme un horizonte para que mi mirada no se perdiera en la nada, me protegían porque podía apoyarme en ellas dado que eran sólidas. Y me ordenaban porque es bueno saber a qué atenerse. De lo contrario, uno tiene la sensación de abismo, abandono y ausencia.

Las reglas a cumplir eran fáciles, claras, memorables y tan reales y consistentes como eran "lavarse las manos antes de sentarse a la mesa" o "escuchar cuando los mayores hablan".
Había otro detalle, las mismas personas que me imponían las reglas eran las mismas que las cumplían a rajatabla y se encargaban de que todos los de la casa las cumplieran. No había diferencias. Éramos todos iguales ante la Sagrada Ley Casera. Sin embargo, y no lo dude, muchas veces desafié "las reglas" mediante el sano y excitante proceso de la "travesura" que me permitía acercarme al borde del universo familiar y conocer exactamente los límites.

Siempre era descubierto, denunciado y castigado apropiadamente.

La travesura y el castigo pertenecían a un mismo sabio proceso que me permitía mantener intacta mi salud mental. No había culpables sin castigo y no había castigo sin culpables. No me diga, uno así vive en un mundo predecible.

El castigo era una salida terapéutica y elegante para todos, pues alejaba el rencor y trasquilaba a los privilegios. Por lo tanto las travesuras no eran acumulativas. Tampoco existía el dos por uno. A tal travesura tal castigo. Nunca me amenazaron con algo que no estuvieran dispuestos y preparados a cumplir.

Así fue en mi casa. Y así se suponía que era más allá de la esquina de mi casa. Pero no. Me enseñaron bien, pero estaba todo mal. Lenta y dolorosamente comprobé que más allá de la esquina de mi casa había"travesuras" sin "castigo", y una enorme cantidad de "reglas" que no se cumplían, porque el que las cumple es simplemente un estúpido (o un boludo, si me lo permite).

El mundo al cual me arrojaron sin anestesia estaba patas arriba. Conocí algo que, desde mi ingenuidad adulta (sí, aún sigo siendo un ingenuo), nunca pude digerir, pero siempre me lo tengo que comer: la impunidad.

¿Quiere saber una cosa? En mi casa no había impunidad. En mi casa había justicia, justicia simple, clara, e inmediata. Pero también había piedad. Le explicaré: Justicia, porque "el que las hace las paga". Piedad, porque uno cumplía la condena estipulada y era dispensado, y su dignidad quedaba intacta y en pie. Al rincón, por tanto tiempo, y listo... Y ni un minuto más, y ni un minuto menos. Por otra parte, uno tenía la convicción de que sería atrapado tarde o temprano, así que había que pensar muy bien antes de sacar los pies del plato.

Las reglas eran claras. Los castigos eran claros. Así fue en mi casa. Y así creí que sería en la vida. Pero me equivoqué. Hoy debo reconocer que en mi casa de la infancia había algo que hacía la diferencia, y hacía que todo funcionara. En mi casa había una "Tercera Regla" no escrita y, como todas las reglas no escritas, tenía la fuerza de un precepto sagrado. Esta fue la regla de oro que presidía el comportamiento de mi casa:

Regla N° 3: No sea insolente. Si rompió la regla, acéptelo, hágase responsable, y haga lo que necesita ser hecho para poner las cosas en su lugar.

Ésta es la regla que fue demolida en la sociedad en la que vivo. Eso es lo que nos arruinó.
La INSOLENCIA. Usted puede romper una regla, es su riesgo, pero si alguien le llama la atención, o es atrapado, no sea arrogante e insolente, tenga el coraje de aceptarlo y hacerse responsable. Pisar el césped, cruzar por la mitad de la cuadra, pasar semáforos en rojo, tirar papeles al piso, tratar de pisar a los peatones, todas son travesuras que se pueden enmendar... a no ser que uno viva en una sociedad plagada de insolentes. La insolencia de romper la regla, sentirse un vivo, e insultar, ultrajar y denigrar al que responsablemente intenta advertirle o hacerla respetar. Así no hay remedio.

El mal de los Argentinos es la insolencia. La insolencia está compuesta de petulancia, descaro y desvergüenza. La insolencia hace un culto de cuatro principios:

-Pretender saberlo todo
-Tener razón hasta morir
-No escuchar
-Tú me importas, sólo si me sirves.

La insolencia en mi país admite que la gente se muera de hambre y que los niños no tengan salud ni educación. La insolencia en mi país logra que los que no pueden trabajar cobren un subsidio proveniente de los impuestos que pagan los que sí pueden trabajar (Muy justo), pero los que no pueden trabajar, al mismo tiempo, cierran los caminos y no dejan trabajar a los que sí pueden trabajar para aportar con sus impuestos a aquéllos que, insolentemente, les impiden trabajar. Léalo otra vez, porque parece mentira. Así nos vamos a quedar sin trabajo todos.

Porque a la insolencia no le importa, es pequeña, ignorante y arrogante.

Bueno, y así están las cosas. Ah, me olvidaba, ¿Las reglas sagradas de mi casa serían las mismas que en la suya? Qué interesante. ¿Usted sabe que demasiada gente me ha dicho que ésas eran también las reglas en sus casas?

Tanta gente me lo confirmó que llegué a la conclusión que somos una inmensa mayoría. Y entonces me pregunto, si somos tantos, ¿Por qué nos acostumbramos tan fácilmente a los atropellos de los insolentes? Yo se lo voy a contestar, PORQUE ES MÁS CÓMODO, y uno se acostumbra a cualquier cosa, para no tener que hacerse responsable. Porque hacerse responsable es tomar un compromiso y comprometerse es aceptar el riesgo de ser rechazado, o criticado. Además, aunque somos una inmensa mayoría, no sirve para nada, ellos son pocos pero muy bien organizados.

Sin embargo, yo quiero saber cuántos somos los que estamos dispuestos a respetar estas reglas.

Le propongo que hagamos algo para identificarnos entre nosotros.
No tire papeles en la calle. Si ve un papel tirado, levántelo y tírelo en un tacho de basura.
Si no hay un tacho de basura, llévelo con usted hasta que lo encuentre. Si ve a alguien tirando un papel en la calle, simplemente levántelo usted y cumpla con la regla 1. No va a pasar mucho tiempo en que seamos varios para levantar un mismo papel.

Si es peatón, cruce por donde corresponde y respete los semáforos, aunque no pase ningún vehículo, quédese parado y respete la regla!! Si es un automovilista respete los semáforos, y respete los derechos del peatón.

Si saca a pasear a su perro, levante los desperdicios.

Todo esto parece muy tonto, pero no lo crea, es el único modo de comenzar a desprendernos de nuestra proverbial INSOLENCIA. Yo creo que la insolencia colectiva tiene un solo antídoto, la responsabilidad individual. Creo que la grandeza de una nación comienza por aprender a mantenerla limpia y ordenada.

Si todos somos capaces de hacer esto, seremos capaces de hacer cualquier cosa. Porque hay que aprender a hacerlo todos los días. Ése es el desafío.

Los insolentes tienen éxito porque son insolentes todos los días, todo el tiempo. Nuestro país está condenado: O aprende a cargar con la disciplina o cargará siempre con el arrepentimiento.

¿A USTED QUÉ LE PARECE? ¿PODREMOS RECONOCERNOS EN LA CALLE?

Dr. Mario Rosen
Espero no haber sido insolente. En ese caso, disculpe.




Hola. Me duelen los dientes. Hola. Me duelen los dientes. Hola. Me duelen los dientes.

SepanloN.

Siempre sucede luego de que me haga los ajustes de los brackets. “Corazón(como me dice mi ortodoncista), mañana te va a doler un poquito”.

Sí. Ya veo. Me había olvidado que me pasaba esto cada vez que iba (es que pasé de ir 1 vez por mes, a ir 1 vez cada tres meses, por eso no me los saca).

Igual nunca será como aquella primer semana donde me los quería arrancar con toda la fuerza de mi alma. No es dolor en realidad, es molestia.

Probablemente si me los hubiera puesto de pendeja, cuando aparecieron las muelas de juicio, me los hubiese empujado y desordenado todos como le pasa a mucha gente, así que por ese lado, no me quejo.

Igual le hice la pregunta que me rondaba estos últimos días por la cabeza: “cuando me saques estos, y me pongas los movibles, ¿me tienen que hacer moldes otra vez?”.

“Los moldes y las radiografías”, me contestó.

Me quedé callada. Pensé. Y le dije: “otra vez la radiografía de los espejos?”. Se rió y me preguntó por qué le decía “la de los espejos”.

Porque de todo el tratamiento, lo que más sufrí fue eso. Algo que pensé que no tendría que volver a vivir. En una boca del tamaño de la mitad que de la de Marcelo Tinelli, que te introduzcan dos espejos enormes en ella, debajo de la lengua, y arriba, entre dos personas, te de arcadas, te pongas a llorar, y te tengan 15 minutos en el sillón, esperando que te tranquilices, no es el momento más feliz de tu vida.

Poco me importó que pensaran que era una pelotuda por ponerme a llorar.

En otro momento de mi vida mamá me hubiera llevado a “Ta-Ta”, comprado una muñeca, libritos para colorear, acuarelas, y caramelos, como lo hacía siempre que me llevaba al médico. Pero ese día, con 23 años, ya no daba para que se lo pidiera.

A pesar de todo, mi ortodoncista fue la primera persona que me he cruzado personalmente y no me dice “que lindo este calorcito, ojalá dure”. GRACIAS!!. Gracias por entender a causa de que tenemos este calor!!

Tuvimos una larga charla sobre el calentamiento global, el desprendimiento del glaciar, los pingüinos empetrolados, las bolsas plásticas, y todo lo referente a como estamos haciendo mierda el mundo. Y me sentí acompañada. No es lo mismo que yo encuentre gente en internet, preocupada por lo mismo, sino que en la vida “tangible”, pude hablarlo con alguien que también tiene interés.

Pero cuando salí de ahí, y me tomé el bus, me di cuenta que son pocas las personas que les interesa cuidar el mundo donde vive.

Me tomé el bondi, me quedé parada en la mitad, y miré hacia adelante. Y vi a una vieja mal parida limpiándose la nariz con papel higiénico y tirándolo para afuera como si fuese una serpentina de cumpleaños de 15. No fue una vez, fueron 3. Y me dieron muchas pero muchas ganas de putearla.

Y me calle la boca. Porque basta mirar para afuera, mirar el piso, y ver que es mucha la gente que tira papeles en las calles y hace mugre. No creo que en el bus alguien pudiera entender mi indignación, y quizás me hubieran linchado por quejarme.

La gente que tira los boletos, los volantes, los chicles, los envoltorios, etcétera, en el medio de la calle, ¿hará la misma mugre en su casa?

Ya sé la respuesta.

lunes, 14 de julio de 2008

Little Dreams



Hace unos cuantos años me convencí (por lecturas, personas que aparecieron en mi camino, etcétera) que uno tiene el poder para atraer ciertas cosas.

Así como creo tener ese poder, también me convencí de que las personas que pasan por mi vida, cumplen determinada misión. A veces pasan solo para eso, para cumplir algo específico, y luego seguir su viaje.

A menudo, interiormente me doy cuenta cuando esa misión llegó a su fin, y las dejo ir.

No es algo que me afecte. Al contrario. Al haberme convencido de eso, liberé cualquier tipo de necesidad de “absorción” hacia el otro, y se que así tenían que ser las cosas, porque por algo uno llega a lugares, que en otro tipo de situación (incluyendo a esta gente), no hubiera llegado.

Estos días al haber pasado por esa sensación de sufrimiento, me di cuenta que fueron una “bendición”.

Siento que es cíclico.

Estoy recordando que cada vez que paso por lo que pasé estos días, es porque se avecinan tiempos de felicidad.

A mayor dolor y dificultades, las señales de que próximamente van a pasar cosas buenas para mi vida, son más fuertes.

Intuición, atracción, ángeles en mi camino, poder de la mente, locura linda, llámenle como les guste.

Dentro de todas las personas que han pasado por mi vida, siempre me quedo admirando y guiándome por la luz de los soñadores. De los ambiciosos, de los que siempre quieren más y no se quedan en la chiquita. Esas personas me muestran la lucecita para que yo pueda caminar con pasos un poco más firmes.

Cuando yo bajo los brazos, empiezo a recordarlos, y me agarro de sus historias, y me digo “sí, vos también podés, y vas a lograrlo”.

Hoy recibí una linda noticia de mi amiga Cata, que es una soñadora maravillosa. Y hoy lloré, pero de emoción, porque está realizando sus sueños, porque confió, porque no se dejó ganar por los “estás loca”, y me demostró que a los sueños hay que seguirlos, que están ahí, para que los podamos cumplir.

Ella está feliz, y yo me sumo a su felicidad. Porque quizás alguna vez pensé que estaba loca (a la par que yo, más o menos, ji ji), y que volaba alto, y en ese pensamiento yo estaba formando parte de la mayoría de los que decide postergar un sueño. Y agradezco que ese pensamiento se haya cortado, y que la vida otra vez nos haya juntado.

Si hay algo que tengo que agradecerle a la vida, es el encontrar personas como ella, que me ayudan a recordar que llevo una cajita de sueños adentro. Que me ayuda a mantener a esa niña soñadora e ilusa que sigue adentro mío. A pesar de todo sigo creyendo en la magia...

sábado, 12 de julio de 2008

Verónika...decide?



Cuando le plantee a mi psicóloga que creía necesitar fármacos, y un pase al psiquiatra, puso el grito en el cielo.

“No!! Lo tuyo no es para psiquiatra, vamos bien así”... (algo así fueron sus palabras).

Yo sentía que me hacía bien hacer terapia, pero por otro lado la gente que me rodeaba no veía “avances”, en mi tratamiento.

“Cuando empezas a tomar antidepresivos, te haces dependiente, y después no podés vivir sin ellos”. Eso es lo que muchas personas me han dicho.

Creo que por ese miedo, nunca accedí a una consulta con un profesional en psiquiatría.

Es que es bravo cuando se te amotinan los enanitos todo el tiempo, y ves en Pitito a tu hermano separado al nacer (bueno, pega en el palo..., y a parte, creo que no debería explicar quien es Pitito).

Hasta ahora descubrí que mi mejor tratamiento es escribir. “Vomitar” lo que me pasa en el momento.

Ayer cuando escribí lo que escribí, y lloré todo lo que tenía que llorar, y hablé todo lo que tenía que hablar para liberarme, me volví a sentir un poco en “paz”.

Me fui al gimnasio, descargué el resto de tóxicos que me quedaba en el cuerpo, y a la noche era otra persona.

Uno cuando está enajenado, no tiene conciencia de la realidad por la que está pasando. Es un vaso lleno al que se le empieza a ir toda el agua hacia fuera.

Pensé en borrar el post de ayer, pero no lo haré. Es cierto que por momentos paso por unas ganas locas de vivir y disfrutar, de comerme el mundo, y en otros momentos tengo ganas de morirme, ¿a quién le voy a mentir?. Esa es mi realidad actual.

Voy a tener que volver a leer “Verónica decide morir”...


"Este es el relato de quienes, por una u otra razón, no siguen el sendero de lo que es normal y se sienten obligados a encontrar un nuevo camino, ya que quienes pretenden escapar de una vida rutinaria e intentan cumplir sus sueños generalmente se les considera unos locos y quienes aceptan semejante imposición y hacen lo que les recomienda la mayoría son considerados como gente normal"


http://www.monografias.com/trabajos7/vedex/vedex.shtml

viernes, 11 de julio de 2008


Cómo se puede convivir con el deseo de vivir y morir, a la misma vez?

Pensar que mañana “esto habrá pasado”, y estar en el presente sufriéndolo.

Cómo le explicas a alguien que nunca se quiso morir, que cuando abris los ojos cada mañana, te duele?

Cuando alguien te dice “no estés mal”!! Y es con la mejor de las intenciones, y vos no querés estar mal, pero, es así.

Ir por la vida cargando mochilas ajenas, no es sano. Me pregunto si la mochila me la puse yo, o me la pusieron, o ambas cosas.

Vivir con culpa ya no me resulta agradable. Bah, nunca me resultó agradable, pero hoy siento que todo lo que haga, o deje de hacer, tiene que llevar el sello de “sentite culpable por hacer, y por no hacer, también”.

Hace una semana que no paro de llorar. Leo y lloro, miro tele y lloro, hablo con alguien y lloro, me dicen algo y lloro. Y ya no puedo culpar a mis ovarios, porque no estoy ni cerca de que me venga.

Me cansé de tener que encerrarme en el cuarto a llorar, de encerrarme en el baño a llorar, para que ellos dos no me vean.

“Estás mal por otra cosa, y te la agarrás conmigo”. YA ESTÁ!

Yo la quiero muchísimo, pero estoy harta que no se de cuenta de las cosas. Años me tuvo “engañada” creyendo que lo bueno para ella, era bueno para mí.

La gota que derramó el vaso es ésta situación de preguntarme a que hora voy a salir, para ver a que hora sale ella.

Vivir con culpa de salir una, o dos horas de casa, por pensar si ella tiene que ir a buscar remedios, o hacer mandados...

Culpa de irme de vacaciones, y dejarla sola con él. Culpa de ir a trabajar, y dejarla con él, y tener mi cabeza pensando si le pasó algo.

Y así un montón de situaciones más que terminaron haciendo que me encierre, hasta aislarme.

Su infelicidad, logró traspasármela enterita a mí. Su NO capacidad de disfrutar la vida, de a poco me la terminó inculcando.

Y yo no quiero más eso. Yo preferiría morirme aunque nadie logre entenderlo. No es una vez, no son dos, no son casos aislados, es un día atrás del otro, y atrás del otro...y la historia se vuelve rutina, y el dolor se vuelve parte, y la autodestrucción comienza a mostrar hilos de luz...

:(

jueves, 10 de julio de 2008

29 metros de altura, un destello cada minuto


Buscando momentos felices en mi cabeza, me fui a febrero/ marzo, de este año... Y les iba a contar del trío que hicimos con mi novio una noche de esas, en Rocha...cuando de ser dos, terminamos siendo tres en la misma habitación. Pero no fue de las mejores experiencias, así que eso se los cuento en otro momento ( igual esa noche nos dimos cuenta que la zoofilia no era lo nuestro ¬¬).

Pensaba contarles eso, pero cuando me puse a buscar videos en youtube (estoy pesada con musicalizar, y poner imágenes, déjenme vivir, que ya se me va a pasar, che!) de La Paloma (balneario de Rocha, el trío no fue con una paloma!!), encontré un video del faro, recordé ese encuentro que nunca había tenido. Mi primera vez visitando ese lugar, subiendo esas escaleras, y luego viendo todo tan chiquito desde allá arriba y me dije “presentales ese lugar a las personas que pasan por tu blog y no conocen tu país”.

Véanlo. Así se percibe el balneario, desde allá arriba. Es difícil la subida, ya que al finalizar la escalera caracol, para salir a ver el paisaje, hay otra escalera bastante complicada de trepar, y hay que hacerlo con mucho cuidado (sobre todo si se va con niños).

Preferentemente no ir de pollera, porque siempre habrá algún desconocido atrás (abajo), y se te puede ver hasta la garganta ;)




Añoro esa lejanía
como a mi propia felicidad.
(Aunque a veces se añora en la vida
algo que nunca llegó a pasar)
La pena me está buscando
como una niebla que se asoma,
y yo ya no estoy aquí,
yo voy camino a La Paloma.


miércoles, 9 de julio de 2008

Now, don't hang on, nothing lasts forever

I close my eyes, only for a moment
and the moment's gone
All my dreams, pass before
my eyes in curiosity.
Dust in the wind, all they are
is dust in the wind.

Same old song, just a drop
of water in an endless sea
All we do, crumbles to the ground
though we refuse to see.
Dust in the wind, all we are
is dust in the wind.

Now, don't hang on, nothing lasts
forever but the earth and sky.
It slips away. And all your money
won't another minute buy.

Dust in the wind, all we are
is dust in the wind
Dust in the wind, everything
is dust in the wind.




(ya sé que ando muy musical, pero a veces las canciones expresan mejor lo que me pasa...)


martes, 8 de julio de 2008

Resta vivir muriendo...



Parece euforia, tan solo es un grito de dolor
Sólo te estás mintiendo.

Cuando ya estés cansado y te quieras ir,
y no quede más tiempo,
resta vivir muriendo.

Ya no te importa que esta bien o que esta mal
vos no querías esto
Era cerrar los ojos y dejarte llevar
pero te fuiste yendo



domingo, 6 de julio de 2008

El ritmo de las balas, sigue marcando el compás


El viernes suena el teléfono, atiende mi vieja, y enseguida se larga a llorar. Lo que escuché de lejos fue “te robaron, estás bien, estás bien???”, y lloraba.

Mi cabeza se fue dos años atrás. Aquella tarde que llamó mi hermana y entre llantos me decía “nos acaban de robar y casi nos matan”.

Esa vez eran 5 los tipos, armados. Entraron al negocio a las 18 horas, estaban mis dos sobrinos ( que tenían 9 y 7 años), habían clientes, mi cuñado, y mi hermana.

El relato aquel día fue que un cliente ni bien vio entrar a los chorros, agarró a mi sobrino, y se lo llevó al fondo del local. El más grande, se escondió debajo de una góndola. Mi hermana que estaba en el baño, lo que escuchó fueron tiros. Cinco. Mi cuñado que tiene complejo de Mc. Giver se puso a forcejear con los tipos, uno de los tipos le decía “mátalo, mátalo”.

Se llevaron la plata, y se fueron... Nadie salió herido.

Y eso fue todo lo que se pasó por mi cabeza.

Esta vez los tipos eran tres.

Entraron al negocio dando un portazo, y les gritaron que se tiraran al piso. Armados.

Mi sobrino grande se había ido hacía unos minutos, y el chico estaba dando unas vueltas con el padre. Estaba mi hermana con los empleados, y clientes.

“Si suena un teléfono los mato”. Gritaba uno. Mi hermana en el piso, sentía que le caminaban por arriba. Le dieron una patada en el brazo que tiene un hematoma. Dice que era todo silencio, los pasos de los tipos, y la voz de la empleada que les daba la plata. A uno de los empleados lo arrastraron hasta el baño. A algunos clientes le robaron las pertenencias.

Y se fueron.

Obviamente que lo que menos importa en estos casos es lo que te roban. El momento de mierda y las cosas que a uno se le cruzan por la cabeza, no te los sacás más.

Luego al otro día llamaron para avisarle que había habido un tiroteo, que fuera a reconocer las pertenencias.

La acompañé, allá estuvimos como una hora y media... Me dio tanto asco las cosas que llevaban en la mochila los hijos de puta estos. Los pasamontañas, los elementos para abrir las puertas de los autos, agh....

La mayoría de las cosas las pudo recuperar.

Vimos las fotos de los tipos, y los pudo reconocer. Son los mismos que se tirotearon el la whiskería esa noche:

http://www.larepublica.com.uy/justicia/318652-balacera-en-whiskeria-del-buceo-tres-policias-heridos

Agradezco que mi cuñado no haya estado, porque él por defender lo suyo, no mide las consecuencias, y se pone a encarar a esta gente.

Estos no eran los típicos chorritos drogados, que te afanan por pasta base. Estos eran hombres grandes, corpulentos, dispuestos a todo.



Gracias Daisy por hablar de sensación térmica. A ver si te dejas de tratar las varices en el hospital policial (que no te corresponde!!!!) y te ponés a laburar!!!!

sábado, 5 de julio de 2008

Encontró a sus dueños =)

Ayer cuando llegué del gimnasio, revisé mi correo, y tenía una linda noticia...El perrito que buscaba sus dueños, los encontró (http://elvasolleno.blogspot.com/2008/06/busca-su-dueo.html ):

Se llama Teo y tiene 14 años! Los dueños estaban buscándolo desesperadamente pero no sabían todo el revuelo que se había armado para encontrarlos.
Fue publicado en la página de Animalessinhogar, en vuestros blogs, se mandó foto al Canal 12 y al Canal 4, se hicieron avisos y se pegaron en los comercios de la zona, se hizo cadena de mails, y se llamó a las veterinarias del barrio donde apareció.
Una de esas llamadas fue crucial, ya que la dueña de Teo se enteró por la veterinaria que su querido perro estaba esperándola en un hogar transitorio.
Es una de tantas historias con final feliz gracias a que alguien decidió no seguir de largo en la calle y tenderle una mano a Teo.
Hay otras que no terminan nada bien, por eso es muy reconfortante poder contar que Teo ya no está perdido y saber que en el mundo hay gente como ustedes.
Muchas gracias por publicarlo en vuestros blogs!


Me morí de la emoción...

Gracias a Daniel y a Amelia, por comunicármelo =)

viernes, 4 de julio de 2008

Mis enanitos

Los días grises me deprimen. Me molesta esta parte de la gráfica que no va ni hacia abajo, ni hacia arriba, y que va por lo llano ( cuando llegue a lo hondo solo habrá que empezar a subir).

Sin duda una parte de lo que me sucede lo generé yo. Pero ese sacudón que pasó hace 3 meses, no.

Y tanto tiempo libre para pensar, a veces me juega en contra.

Llegue a la conclusión de que le tengo miedo a la muerte. Y ya no tanto a la de los seres queridos, sino que a la mía también...

Cuando tuve mi momento de mayor depresión, pensaba que “morir”, era lo mejor que me podía pasar (claro, no cualquier persona entiende esto, si no lo ha pasado, es más cómodo tratarte de “loca”).

Claro, morir es inevitable, y no hay nada que hacer contra eso. Por eso cuando empieza a rondar en mi mente el tema, lo evito diciéndome “no te preocupes, porque no te vas a enterar”.

Como ya se fue ese pensamiento tonto de decirme “es lo mejor que te puede pasar”, creo que quizás por eso me empezó ese miedo.

Es que a veces se me “amotinan los enanitos”, como a Pitito...

Hijos de pú...



Estoy buscando...





una palabra...

miércoles, 2 de julio de 2008

Aquella caja de pandora

Sugiero que antes de leer, escuchen la canción...



Aquel mensaje que no debió haber leído

aquel botón que no debió haber pulsado

aquel consejo torpemente desoído

aquel espacio, era un espacio privado.

Pero no tuvo ni tendrá la sangre fría,

ni la mente clara y calculadora,

y aún creyendo saber en lo que se metía

abrió una tarde aquella caja de Pandora.

Y la obsesión

desencripta lo críptico

viola lo mágico

vence a la máquina;

y tarde o temprano

nada es secreto

en los vericuetos

de la informática.

Leyó a mordiscos en un lapso clandestino

tragando aquel dolor que se le atragantaba,

sintiendo claramente el riesgo, el desatino

de la pendiente aquella en la que se deslizaba.

Y en tres semanas que parecieron años

perdió las ganas de dormir y cinco kilos,

y en flashbacks de celos aún siguen llegando

las frases que nunca debió haber leído.

Y en esa espiral

la lógica duerme,

lo atávico al fin

sale del reposo;

y no hay contraseña,

prudencia, ni pin,

que aguante el embate

de un cracker celoso.


Ella pasaba lo 50. Él también. Ella no fue cuidadosa. Escribió las cosas que no debería haber escrito nunca, menos en el lugar donde se encontraba.

Ella estaba de espaldas, mandando mails. Él estaba atrás, con sus actividades. Pero giró la cabeza, y leyó lo que nunca tendría que haber leído.

Eran increíbles las palabras, los personajes. Era insólito. Pero era real.

Salió de la habitación, y esperó que ella se acueste para revisar cada uno de los mails. Y se encontró con años de mentiras. Mentiras que ella siempre negó, con las pruebas en la mano.

Él le propuso “perdonarla”. A ella no le importó su perdón. Él quiso recomponer las cosas. A ella no le interesaba nada. Ella había dado por culminada la relación hacía años.

Ella lo despreció. Ella quizás tuvo sus motivos, no sé su versión.

Vivieron bajo el mismo techo por cuestiones sociales y económicas, pero nada era igual, por más que tratasen.

Al tiempo ella se fue. Lo dejó a él y a sus hijos. Él se fue apagando. Ella empezó a hacer su vida. Él se fue apagando. Ella siguió su rumbo. Pero él se iba apagando.

Llegando el día del punto final, para deshacer el vínculo legal, él se fue apagando. En una semana fue perdiendo la luz, y se fue extinguiendo.

Él dejó de ser el super héroe que era para quienes lo amaban profundamente. Él partió. No hubo forma de retenerlo. No hubo razones para luchar. Él murió. Él tenía nanas, pero esas nanas no creo que hayan sido las que tuvieran el poder de llevárselo.

Él murió de amor. De tristeza, y de desamor.

¿Quién dice que el amor no te mata?


13de agosto de 2007



martes, 1 de julio de 2008

Querías cumbia?Tomá!


-
Estaba haciendo memoria, ¿cuándo fue la última vez que fuimos al cine? Bah, ¿qué fue lo último que fuimos a ver?

-
Pensá, pensá, ¿qué vimos?

-
Ya me acordé!! Shrek!!!


Como que hace mucho que no voy, eh? (bueno, por lo menos fue la tercera!).

Y lo peor de todo, es que toda la última tanda de películas que ví, son animaciones. Shrek, Happy Feet, Los Increíbles, La Era de Hielo (que la puedo ver mil veces, y nunca me aburre), y seguramente alguna más que no recuerdo.


Estan dando algo bueno en el cine ahora?

Seguro que si vieron Shrek, no recuerden esta canción ¬¬





(exijo a mi novio que mire y escuche el video!!!!!!!!!!! =P)