jueves, 1 de mayo de 2008

Yo no me chupo el dedo


Cómo me gustaba la panadería de al lado de “Casa de Galicia”...!!. Hasta el otro día que fui a visitar a papá al sanatorio, y entramos con mamá a hacer unas compras.

Y ahí ví, lo que debe suceder a menudo en todos lados, pero que generalmente no vemos.

Mientras que todas las empleadas de la panadería agarraban con pinzas los bizcochos, hubo una que abrió la vitrina, metió su mano hacia la zona de los mantecados con dulce de leche, los dio vuelta para acomodarlos, y...se ensució el dedo.

Pero se ve que no quería andar así con el dedito sucio, así que se lo llevó a la boca y “plin”, se lo chupeteo, para luego ir a atender el teléfono.

Capaz que por eso tiene ese sabor tan especial los productos de esa panadería, no?

4 ohmmm:

Natu dijo...

Traumáticoo lo tuyo!!!!jaja
Saludos

Los amigos del duende dijo...

EJJEJEJEJE esas cosas no se piensan... se disfrutan...

Jota E dijo...

Puajjj, gracias por pasar el dato, aunque la verdad que ojos que no ven... las cosas de las cuales no nos enteraremos que pasan con los alimentos que consumimos a diario!!

Hagamos Ohm dijo...

Ayer me comí un "yo-yo" de ahí. Insisto. Para mi que eso hace que sea más rico :P